martes, 18 de mayo de 2010

BANDERA POR FUENTEALBA LLEGÓ A CUBA EL 1 DE MAYO

http://www.principioesperanza.com/
Fotos de Omara Garcia, de la AIN.
El reclamo de justicia por nuestro Carlos Fuentealba llegó a la Plaza de La Revolución en Cuba, en la marcha del 1ero de Mayo. Arriba los pobres del Mundo! Viva el Pueblo Trabajador!


video

¡Gracias compañeros por esta demostración de dignidad! Cuando hay voluntad y ganas, las acciones de lucha se realizan con éxito.

CARLOS FUENTEALBA Presente Siempre...!

miércoles, 5 de mayo de 2010

SOBISCH A JUICIO. IMPUTADO POR LA ZONA LIBERADA PLAZA HUINCUL

comunicado de los compañeros de aten:
Neuquén, 05 de mayo de 2010.-
Al cumplirse tres años y un mes del fusilamiento público del maestro Carlos Fuentealba, el reclamo de justicia completa, continúa.
El 1° de mayo, en el acto del día del trabajador, marchó una delegación de compañeros militantes en La Habana, Cuba, portando una bandera exigiendo justicia.
Esa misma delegación, inició el día 04 de mayo la travesía para ascender el pico Turquino y llevar la bandera CARLOS FUENTEALBA JUSTICIA a la cumbre más alta de la sierra maestra, tan emblemática para la revolución cubana.
En Neuquén realizamos actividades en toda la provincia, radios abiertas y concentraciones reclamando justicia, en el marco del plan de lucha por la escuela pública, la obra social, contra la precarización laboral y aumento salarial.
SOBISCH A JUICIO. IMPUTADO POR LA ZONA LIBERADA PLAZA HUINCUL
El 4 de mayo se conoció la resolución del juez Elosu Larumbe, en la que resuelve NO HACER LUGAR a la solicitud de sobreseimiento impetrada por la Fiscal Gloria Lucero y los abogados defensores de Sobisch. Asimismo DECLARAR CLAUSURADA LA ETAPA INSTRUCTORIA Y ELEVAR para juzgamiento el accionar de JORGE OMAR SOBISCH, imputándole haber impartido a la Policía Provincial la orden de no actuar frente a una situación de inminente agresión decidida por un grupo de personas integrado por presuntos afiliados a la UOCRA y dirigentes del MPN. LA RESOLUCIÓN DE ELEVACIÓN A JUICIO ES INAPELABLE.

• Resumen de la Causa Plaza Huincul.
CAUSA PLAZA HUINCUL: antecedente de ARROYITO / SOBISCH imputado va a juicio
Un paso en el camino del Juicio y Castigo

En Noviembre de 2005, Sobisch intenta modificar la Constitución de la Provincia con la intención de legalizar la entrega de los recursos naturales y acotar los derechos sociales y laborales garantizados por los constituyentes de 1959, entre otras reformas no menos importantes. El debate político instalado en la sociedad neuquina fue ganado por los que sostuvimos la consigna NO a la Reforma.

Allí Sobisch sufrió el retroceso político más importante de su gestión hasta ese momento. Se le obturó la posibilidad de consolidar su poder económico y sus acuerdos con las petroleras y los sectores empresarios nacionales y provinciales. Los intereses que movieron su gestión y la apoyaron vieron derrumbarse sus aspiraciones de concretar en la letra de la Constitución Provincial sus privilegios sobre el resto de la población.

A partir de allí y cegado por el resultado negativo de su aventura reformista neoliberal, reforzó su política de enfrentamiento con las organizaciones sindicales, sociales y políticas que exigían el cumplimiento de los derechos sociales y laborales.

En ese contexto el conflicto educativo de inicio de 2006, intentaba romper con el cepo salarial, de condiciones de trabajo instalado desde inicios de los 90 y el desconocimiento de las organizaciones sindicales.
El salario básico de los trabajadores de la educación ocupaba el lugar 16º a nivel nacional y se mantenía desde el año 1992.
En el Sistema Educativo Provincial había más de 3000 trabajadores en negro (Planes Sociales, Contratados);
Las huelgas eran sancionadas con sumarios a los directores y descuento de los días de paro;
Se cercenaba la actividad sindical reduciendo a su mínima expresión las licencias gremiales;
Se desconocía la representación de las organizaciones y se negaba cualquier posibilidad de negociación. (más de 70 pedidos de audiencias sin respuesta)
Se había impuesto el Presentismo a toda la administración pública como medida represiva y disciplinadora de la creciente protesta social.

Estas son sólo algunas de las condiciones políticas en las que se desarrollan los conflictos durante esos años.

Luego de más de 30 días de huelga y protesta en todos los rincones de la provincia, finalmente resolvemos llevar el reclamo a las puertas de la destilería de Repsol YPF de Plaza Huincul, aliado estratégico de Sobisch, según sus propias palabras.

Durante ese conflicto y agotada toda instancia de reclamo ante las autoridades provinciales, se consideró que era la afectación del sector productivo lo que podía servir como elemento de atención y hacer visible ante la sociedad en su conjunto el conflicto.
Sobisch no podía declarase vencido ante la tozuda voluntad de los trabajadores y planificó una acción represiva que no significara la utilización directa de la fuerza policial. Además debería poder presentarse ante la opinión pública, como un acto de hartazgo de trabajadores de la UOCRA y Petroleros en defensa de sus puestos de trabajo.
El grupo parapolicial organizado estaba constituido por punteros del partido provincial, desocupados, policías de civil y delincuentes comunes. Los casos amarillos fueron encontrados en la casa de uno de los cabecillas y fue lugar de reunión el edificio de Acción Social Provincial.
Había un punto a resolver. La cercanía del puesto de la policía de tránsito y la segura intervención policial ante la amenazante presencia del grupo de los cascos amarillos, imponía una orden de no actuar y dejar hacer.
En este punto Sobisch no dudo. Llamó personalmente al Jefe de la fuerza en la ciudad de Cutral Co y dio la orden de no intervenir. Luego lo ratificó públicamente en el acto aniversario de la Policía Provincial, donde con absoluta soberbia y seguro por entonces de la impunidad que lo rodeaba, se hizo cargo personalmente de la orden impartida.
Para sorpresa de propios y extraños, la orden no fue acatada y aun tarde, los jefes policiales incumplieron la orden y se evitó un perjuicio mayor al provocado por la violenta irrupción de la patota parapolicial, que lesionó a trabajadoras y trabajadores de la educación y destruyó bienes de quienes nos manifestábamos pacíficamente. Los Jefes policiales Zambrano, Seguel y Morales fueron sumariados y sancionados administrativamente por su desobediencia. Finalmente se presentaron como querellantes denunciando al Ex Gobernador por emitir una orden ilegal y contraria a su obligación de garantizar la seguridad de personas y bienes.

Hoy, y a partir de la continua movilización contra la impunidad y la numerosa y suficiente prueba acumulada. El juez ha considerado que existe sospecha suficiente y razonable para considerar que JORGE OMAR SOBISCH es el presunto autor de un delito.
"La reconstrucción histórica de los hechos ha quedado suficientemente acreditada", dice la resolución judicial. Y continúa "La policía no actuó pudiendo y debiendo hacerlo de manera preventiva; la razón de esta inacción contraria a la ley obedece a las órdenes que recibieron los jefes policiales de Cutral Co y Plaza Huincul por parte de sus superiores; y el entonces gobernador reconoció públicamente que él era el responsable de que la policía no haya actuado, y que fue él quien le dijo al jefe de policía que no actúe". La policía no intervino. En el auto de elevación a juicio, Larumbe señala que la existencia de la orden de no intervenir impartida a la policía está probada en base a numerosos testimonios.
"La situación que se vivía (ese día en Plaza Huincul) era grave. La alta probabilidad de que se produzcan hechos violentos era palmariamente conocida. (…) No puede alegarse desconocimiento ni intenciones de mantener el orden público y de preservar la paz social". Luego de dar por probado que Sobisch fue el que impartió la orden a la Policía, el juez afirmó que "no se trata de una decisión política no judiciable. Nadie puede ordenar a otra persona que viole la ley. Ningún político por más alto que sea el cargo que ocupe puede ordenarle a la policía que no cumpla con su deber preservando la integridad física de determinados ciudadanos que se encuentran manifestando por sus derechos".
Es un paso fundacional hacia una investigación que de profundizarse, puede sacar a la luz el plan armado por el Sobischismo para escarmentar la protesta de los trabajadores y que tiene su punto más grave institucional, política y socialmente un año después en Arroyito. La Zona Liberada de Plaza Huincul del 30 de marzo de 2006, es el antecedente, el tubo de ensayo de lo que finalmente fue el fusilamiento de Arroyito
En abril de 2007, bajo la misma dirección y supervisión, los actores serían otros, directamente los grupos especiales sin ningún maquillaje. Los que supervisaron el operativo Plaza Huincul, los Comisarios Zalazar y Soto, son los mismos que planificaron, supervisaron y, ahora si, condujeron desde el mismo lugar, el operativo de Arroyito. Sobisch una vez más se hizo cargo públicamente. Ahora es tiempo de justicia, ahora es tiempo de condena, ahora es momento de ponerle fin a la impunidad.

Por Carlos Fuentealba… Justicia!!!
Cárcel a Sobisch, Pascuarelli, Rinzafri, Soto, Aquiles González, Salazar, etc.
Juicio y Castigo
Derrotar la impunidad es fortalecer la democracia
Pablo Grison Marcelo Guagliardo
Secretario Adjunto Secretario General

domingo, 2 de mayo de 2010

Carlos Fuentealba marchó junto a millones en Cuba





El 1° de mayo los compañeros Pablo Fernández, Alcides Bonavitta, y Santiago Meteoro Vega llevaron por las calles de Cuba la bandera de Carlos Fuentealba, dejando su presencia entre millones de compañeros y compañeras que marcharon reivindicando el Día del Trabajador en esa gran isla que es una fuente de lucha y dignidad.
Estos compañeros llevan adelante también la lucha por la liberación de los 5 héroes cubanos presos en Miami, y no podemos dejar de mencionar que en el marco de esta lucha subieron al Aconcagua, desplegando en la cima la bandera de justicia y libertad.
En esta nueva acción militante van a desplegar en la cima del cerro Turquino, el pico más alto de Cuba situado en La Sierra Maestra, la bandera de justicia por Carlos Fuentealba, junto al pedido de libertad por los 5 héroes.
Compartimos estas imágenes que nos llenan de emoción y orgullo, y abrazamos esta actividad solidaria impregnada de dignidad, memoria y justicia, reivindicando el derecho a la vida.